El liderazgo es un arte de ejecución: El Poder de la Práctica

”El liderazgo es un arte de ejecución, no un conjunto de conceptos y procedimientos. Saber teoría de la música no te hace cantante. Saber conceptos de liderazgo no te hace un líder.”  Bob Dunham


La aplicación en tiempo real de la disciplina del Liderazgo Generativo, no solo aprendiendo conceptos y teorías, es parte de lo que esta disciplina denomina “el poder de la práctica”. El objetivo principal es aprender liderando no aprender por conceptos, lo que implica inevitablemente la acción.

Los líderes deben inspirar y producir seguidores y, para ello, nuestros programas se centran en dotar de poderosas herramientas y claves, para que puedan convertirse en un nuevo tipo de observador y actor que les permitirá obtener resultados extraordinarios.


Ninguna escuela de negocios te prepara para el oficio de liderar y de establecer una conexión con el equipo y la organización. Por ello, nuestros programas, están diseñados para proveer lo que un MBA académico no consigue: el impacto del liderazgo real.

El desempeño de un músico, un innovador, un deportista… no alcanza la excelencia por lo que sabe cada uno de música, innovación o deporte. No te conviertes en un gran músico porque sepas mucha teoría de la música, la verdadera maestría se encuentra en la ejecución, todo un arte que puede ser desarrollado generando un ejemplar impacto tanto en nosotros como líderes, como en nuestros colaboradores. El liderazgo, que es también un arte de desempeño, solo puede desarrollarse a través de la práctica. En este camino la disciplina del Liderazgo Generativo marca la gran diferencia, porque eleva la capacidad de impacto del propio liderazgo y lo hace profesional.